Tora, Tora, Tora!


Texto por Miguel Rózpide Pazó
Publicado en OD-Magazine, Bruselas, Junio, 2019

¿Quién no es un extraño? Esta combinación constante de incertidumbre y posesión nos convierte en el fantasma de nuestras cosas familiares. Parte de lo que hace que las imágenes de Gómez Selva sean tan apasionantes es la sensación de intrusión en lo cotidiano. La forma liberada de nuestra percepción como herramienta puede establecer un ensamblaje fuera de lugar, hecho de vidrio, acero recubierto y plástico con superficie impecable. Este alejamiento natural continúa cuando la mente pierde su engaño de autoridad, que consiste en un cuerpo que se mueve al extremo en conflicto con su paisaje social.

El objetivo del proyecto de investigación de Gómez Selva es alcanzar un punto intermedio entre el estudio de un paisaje por su valor simbólico e ideológico y su valor formal. La relación entre la identidad de uno y el legado de otro no tiene que ser sinónimo de intrusión cultural o social, pero este proceso de cuestionamiento y fragmentación de conflictos de otros permite la resignificación y la creación de múltiples concepciones del mismo paisaje, incluso trabajando desde un punto de ambigüedad, incertidumbre y mutabilidad de las imágenes.

Gómez Selva quiere que seamos turistas en nuestra zona de confort. Quiere que investiguemos nuestro territorio, como él dice, entendiendo todas sus dimensiones posibles, tanto las sociales, culturales, políticas, territoriales, económicas o religiosas. Existen innumerables factores para trabajar un territorio; factores que nos convierten en "intrusos" al usar ciertos valores de identidad. El concepto de paisaje está vinculado al territorio y forma parte de su identidad, pero también es un resultado estético y formal de ciertos conflictos, legados, e incluso puede considerarse como una marca de lo que un territorio alguna vez fue, y de lo que ahora es.

"Tora, Tora, Tora" invita a considerar nuestra posición en relación con el tema. Abre un debate sobre lo hecho por el hombre, tanto física como psicológicamente. Cuando viajo, y creo que es un sentimiento común, me doy cuenta de cuán vulnerable es el sistema conceptual que explica y da sentido a nuestras vidas. Nuestra percepción está inevitablemente ligada a nuestra cotidianidad. A veces es necesario salir y ver desde un ángulo diferente. Eso es lo que nos ofrece Gómez Selva, la posibilidad de un alejamiento familiar.

EN/ES